29 jun. 2009

Bañadores acorazados

Domingo. Mediados de Julio. 07:35 hrs. Los Santos de Maimona, provincia de Badajoz. Cuarenta y dos almas suben a un autobús fletado por el Hogar del Pensionista.
10:45 hrs. Punta Umbría, provincia de Huelva. Cuarenta y un almas bajan de un autobús. El alma cuarenta y dos bajó a orinar en Calzadilla de los Barros y se quedó en tierra.
Todas ellas transportan sombrilla, silla de playa y nevera de plástico comprada en el chino que ha abierto negocio en la Carrera Chica. Las neveras contienen, en su mayoría, botellas de cerveza Cruzcampo (2 litros), una barra de pan cortada en dos llevando en su interior chorizo de la sierra con Tulipán o chopped pork del que tiene aceitunas por medio, dependiendo del nivel económico de cada uno. En un arranque de exotismo, una de las neveras contiene un picadillo de atún que no llegará a ser consumido. Caerá por accidente sobre la arena a las 14:57 hrs, derramando los tres cuartos de litro de aceite que contiene.
Las almas 37 y 38 son dos viudas de 65 y 67 años respectivamente. La señora Juani y la señora Rosario hacen dos escapadas a la playa durante el verano, una en Julio y otra a principios de Septiembre, justo antes de las fiestas de Nuestra Señora de la Estrella. Para ello adquirieron sendos bañadores idénticos en Badajoz capital, cuando tuvieron que ir al médico del corazón en el año 2003.
La señora Juani y la señora Rosario cosen en casa. De un retal que adquirieron en el mercado de los jueves confeccionaron dos vestidos sin manga en tonos de gris estampado, porque ahora están de alivio tras diez años de luto riguroso. Los maridos de la señora Juani y la señora Rosario murieron trágicamente el mismo día. El Pedro cayó a una fosa séptica que estaba limpiando y el Antonio se tiró a salvarlo, falleciendo ambos por falta de oxígeno.
La señora Juani y la señora Rosario establecen campamento en la orilla, totalmente ajenas al movimiento de las mareas. Con sus vestidos de tirantes se acercan a mojarse los pies. Una ola rompe en ese preciso instante, mojándoles los vestidos. Ellas los levantan hasta la cintura, dejando a la vista idénticos bañadores negros acorazados que dejan también a la vista las bragas de cuello vuelto que la señora Juani y la señora Rosario no se quitan jamás, porque ellas son dos señoras decentes.

26 jun. 2009

Los Angeles de Charlie

Si el cochino de Kung Fu tuvo su minuto de gloria, ella tiene el mismo o más derecho. Ha muerto Farrah Fawcett. Ya se podía haber muerto mañana, que me ha hecho escribir dos días seguidos y no era eso lo pactado.
He tenido que buscar el nombre en Internet para asegurarme de que lo escribía bien. Mira que es difícil el nombre. Cuando salía en Los Angeles de Charlie estaba casada y se llamaba Farrah Fawcett Majors. Ahí queda eso.
Ella era la rubia de las tres, quizás la más guapa; la que corría detrás de los malos con aquel peinado imposible. Me ha hecho mucha gracia encontrar esta foto porque me acuerdo perfectamente de la imagen, bajando con el monopatín, cuando estaban tan de moda los monopatines. Nosotros los usábamos para bajar el paseo de Santa Fe, no como ahora, que hacen esas cosas tan raras.
Señores, se nos muere todo el mundo. A ver lo que tardan en caer Starsky y Hutch.



25 jun. 2009

El 850


Mi padre adquirió en 1971 un Seat 850 de dos puertas color rojo sangre. En aquel artefacto recorríamos España una vez al año de sur a norte y vuelta. Dieciséis horas de viaje por la Ruta de la Plata en el mes de Agosto, sin radio, sin DVD, sin Teletubbies, sin aire acondicionado, sin cinturones de seguridad. La Ruta de la Plata en los años 70 era una carretera nacional donde te encontrabas camiones transportando cerdos, camiones transportando gallinas, camiones transportando forraje. Y nosotros con las ventanillas abiertas tragando olor a cerdo, olor a gallina, trozos de paja. Mi hermano y yo íbamos en el asiento de atrás, asiento de eskay que se te pegaba a las piernas haciendo ventosa. Y la voz de mi padre diciendo: “Como no paréis quietos, os bajo y vais andando.” Amenaza que era muy capaz de cumplir, por lo que parábamos quietos durante un largo rato hasta que se nos olvidaba que podíamos acabar en la cuneta.
El viaje de ida era incluso emocionante, porque íbamos a casa de los abuelos a pasar un mes, y a mí me encantaba ir a casa de los abuelos. La vuelta era otra historia. El paisaje seco y lleno de toros aburridos que recorríamos por Extremadura y Andalucía con el sol de frente, a más de 35 grados, era un verdadero horror. Llegábamos a casa con las caras acartonadas, los pelos alborotados y con ganas de volver al año siguiente, porque Asturias bien merecía el esfuerzo.

23 jun. 2009

Hay que ir con pies de oro

Ramonín tenía 16 meses cuando resbaló en la bañera, dándose un golpe en la cabeza aparentemente sin importancia. Su infancia transcurrió con normalidad. Fue un niño poco brillante en los estudios, pero con ciertas habilidades para las máquinas de pinball. Desde los 15 años trabaja de pinche de cocina en el restaurante “O’Caldiño” de la localidad almeriense de Roquetas de Mar.
Sus compañeros guardan como oro en paño una libreta verde de anillas donde apuntan las frases célebres que Ramonín pronuncia mientras friega platos, pela cebollas o barre las mondas de patatas esparcidas por el suelo.
Aunque sacadas de contexto pierden fuerza, pasamos a relacionar las mejores recogidas en los últimos dos años:

- La primavera la niña desespera.
- Hay que ir con pies de oro.
- Me he arrancado una uña como los presos de la guerra.
- A alguno se le va a caer la oreja de no cerrar la puerta.
- Voy a soltar un par de moscas, a ver si las cogemos.
- Eres más cuadrado que una oreja de pie.
- Le voy a escribir en la retina del ojo un lunar.
- Los "pescaos" se pelan comiendo.
- "Chica" es el diminutivo de "grande".
- ¿Habéis estado comiendo murciélagos por ahí?
- Me lo voy a apuntar en la espalda de la mano.
- ¡Cállate, que esto está a 15 kms de caliente! (con un vaso de café en la mano)
- Hay buitres con un sólo ala.
- Tornillos con chocolate.
- Donde hay confianza, la confianza mata.
- Lo que dice la gente queda obsoleto.
- Cállate, Manolo, que estoy hablando con mi mente.
- En Tahití hay un peñasco donde se ponen los pingüinos a descansar.
- Tú, cuando vayas por una calle, confirma siempre que no "haiga" baches.
- El Papa, cuando va por ahí, lleva una coronilla en la cabeza.
- Cría cuervos y te quedarás sin los dientes.
- Dormía como un candelabro.
- Me cago en la España doble.
- Esta chica, cuando hablo con ella, me “desquilibria”.
- Se quedó como un palo de teléfono sin corriente.
- El perro del hortelano diciendo “guau”.
- Cuando llueve, hay que aguantar el granizo.
- Yo ya he tirado hoy la ventana por la casa.
- Se te ha posado un “helicótero” en las gafas.
- Si matas a un informático, no tienes delito.
- Mi mujer se marea. Tiene malos los ciribelos.
- Me voy a comer un bocadillo con alguien dentro.
- Dice el refrán que después del vendaval viene el viento.
- Hay que ser nativo, comer con los dientes, no pegarte un pinchazo y comer con una goma. En vez de comer tritura de la trituradora.....
- Para ordeñar una cabra hay que ir con traje y corbata.
- El gitano entró allí por Troya. Luego subieron “parriba” y dejaron todo el rastro.
- Oye, ¿tú sabes quién es “Canígula”? El primo de la guerra de Troya y familia de Horacio.
- Una de cal y otra de cemento.
- Yo tuve, del verbo “tuver”.
- Tú lo que tienes que hacer es plantar una bellota en un yogur y, cuando crezca, la llevas al parque.
- ¿Tú te acuerdas de la película Dallas de Angela Channe?
- Imberbe es toda persona que es baja en pelos en la cara.

21 jun. 2009

"Madalenas"


Tengo que escribir algo para que el cagallón deje de salir en primer plano al abrir mi blog, tengo que escribir algo para que el cagallón deje de salir en primer plano al abrir mi blog, tengo que escribir algo para que el cagallón deje de salir en primer plano al abrir mi blog……
Llevo así todo el fin de semana y no he conseguido sacar una idea de mi cabeza. Tengo el cerebro lleno de madalenas. Es que estoy de guardia.
Vamos a poner una canción para rellenar el hueco y que la mierda baje.

19 jun. 2009

Una mierda muy gorda para los que matan



He dicho.


18 jun. 2009

Johhny Fly Jr.

Johnny Fly Jr. presenció la toma de posesión del presidente Obama desde su Broken Bow natal. “Cool!”, pensó Johnny. Porque Johnny pensaba en ingles, que para eso era de Broken Bow, Nebraska. Pero aquí lo traducimos para evitar malentendidos.
Tal era su admiración por el personaje, que Johnny decidió que quería conocer al nuevo presidente en persona. Para ello tenía que recorrer las 1497 millas que separan su Broken Bow natal de Washington D.C. Tomó un autobús Greyhound, esos del perro gris que salen en las películas, e hizo el viaje de 37 horas y 40 minutos sin ir al baño.
Al abandonar la enorme estación de autobuses situada en el número 1005 de 1st street, se dirigió sin dudar al 1600 de la Avenida de Pennsylvania. Allí encontró a un equipo de la CNBC que se disponía a acceder al recinto de la Casa Blanca. Se coló con ellos haciéndose el sueco, ardua tarea si eres nativo de Broken Bow, Nebraska. Fueron conducidos a una enorme sala decorada en tonos amarillos. Mientras Johnny continuaba haciéndose el sueco, el equipo de televisión instalaba sus artilugios. Una vez todo listo y tras un breve ataque de nervios por parte del entrevistador (no todos los días se encuentra uno frente a frente con el presidente de los Estados Unidos de América, oh, yeah), apareció el presidente saludando amistosamente a todos los presentes. Tomó asiento frente al entrevistador de la CNBC y comenzó a charlar con él. Ese fue el momento que Johnny aprovechó para acercarse al presidente como quien no quiere la cosa. Le susurró al oído: “Eres guay, presidente, eres guay.” (Cool, Mr. President, you are so cool). Pero Obama, Barak de nombre, no recibió el cumplido como Johnny esperaba. Lo apartó de un manotazo, dejándolo en estado de semiinconsciencia. Pasados unos segundos recuperó el control de la situación y decidió besar la mano del presidente como gesto de admiración.
Y la imagen del cadáver de Johnny Fly Jr. sobre la alfombra del Salón Amarillo de la Casa Blanca recorrió el mundo entero.

17 jun. 2009

Gran estreno

Después de varios días de peleas contra este aparato he conseguido poner en marcha mi blog, a solicitud de mis lectores y sobre todo de mi ego.
Gran día de estreno sin canapés. Acabo de zamparme todas las pizzas del mundo. Telepizza celebraba su 20 aniversario con pizzas a 1 euro y me las he comido todas. Dejamos los canapés para otro día.
Se puede acceder a este blog buscando en Google:

Withfloor on line
http://withfloor.blogspot.com

Que lo disfrutéis.

Mirinda

Cuando retiraron la Mirinda del mercado sufrí un trauma de infancia del que sólo pude recuperarme en los años 90, aunque secuelas han quedado, lo sé.
Mis recuerdos de los años 70 están todos en blanco y negro, excepto por dos detalles: el naranja radiactivo de las botellas de Mirinda y la cartera de charol azul que mi hermano llevaba al cole, cartera de asa y hebilla.
Mi pasión por la Mirinda se debía principalmente a la prohibición de consumirla. Me quitaba el apetito, y por aquel entonces tenía yo poco apetito. En la imagen adjunta se observa, yo observo con horror, las consecuencias de la abstinencia.
Durante los años 90 venían por aquí unos barcos rumanos de aspecto lamentable que transportaban cemento desde Constanza. La descarga se llevaba a cabo con un aspirador gigante, por lo pulverulento de la mercancía. Los filtros se tupían y aquello se eternizaba. Visitaba a diario aquellos barcos, todos iguales, todos con aquel inconfundible olor a antiguo, aquella capa de polvo en suspensión, aquella escora que te hacía sentir torcido, aquella absoluta ausencia de comodidades. Un día el capitán de uno de ellos, recuerdo que se llamaba Popa, me ofreció un refresco. Y abrió aquella nevera tan antigua como el barco. De allí salió una botella de litro de Mirinda, naranja de verdad. No existe testimonio gráfico del momento, pero fue similar al que ilustra esta entrada.

15 jun. 2009

¿Por qué me da grima Cristiano Ronaldo?


La verdad es que nunca había prestado mayor atención a este individuo. Simplemente, me resultaba ligeramente repulsivo, pero no me paraba a analizar los motivos. Dado que estos días me lo encuentro hasta en la sección de economía del periódico, lo he mirado más de cerca y he llegado a la conclusión de que me repugna porque…………… SE DEPILA. Se depila desde el entrecejo hasta los pelillos que le salen sobre los dedos de los pies. No es que me gusten los hombres oso, pero hay un término medio. Mira, su paisano Figo tiene pelos en los hombros y me cae simpático.
El tal Cristiano se pasa horas al sol para broncearse y, cuando ve acercarse a un periodista, adopta posturitas para resaltar sus músculos. Muy normal no puede ser cuando atrae a Paris Hilton. Esa los huele a distancia.
En Manchester están encantados de haber cobrado una pasta por librarse del niñato.

9 jun. 2009

Melody Gardot

Frase de nuevo cuño:
Te gastas menos que Melody Gardot en video clips.

8 jun. 2009

El negro zumbón

Al senegalés lo vimos el año pasado en el telediario, tiritando de frío, abrazado a un guardia civil con guantes de látex. Al mes siguiente lo empaquetaron en un avión rumbo a la Península, porque a los negros nos los quedamos, pero hay que repartirlos para que parezcan menos.
El senegalés ha decidido convertirse en gaditano, y arrastra su gracia gaditana junto con su carro de la compra lleno de figuras de madera y pulseras de cuero. Entra en los bares en busca del público más peligroso: el grupo de amigotes con copa en la mano.
Hoy ha tenido suerte el senegalés. El grupo está compuesto por gente sana que acaba riendo con él en lugar de reírse de él. “Soy un negro zumbón, lo tengo más negro que Obama, hoy vas vestida de pija”. Y le compran dos pulseras. No como aquellos desgraciados el jueves pasado, que lo empujaron al suelo y le rompieron la jirafa grande, y lo hicieron llorar de rabia a escondidas.

6 jun. 2009

La cuerda que mató a Kung Fu

Si llego a saber las causas de su muerte, no le escribo un panegírico.

Confieso que llevo dándole vueltas al asunto desde ayer. Primero que lo encontraron en un armario (bueno, se asustó porque se moría y se escondió), luego que llevaba atada una cuerda al cuello, y luego........... Ya te digo, el sol le fundió los plomos.
¿Pequeño saltamontes? CUCARACHA DEGENERADA, ASQUEROSO.
Y no dejo de preguntarme: cuando la familia va a reconocer el cadáver, ¿lo enseñan con cuerda o sin cuerda?

La dependienta de la droguería Goya tardará años en mirar con buenos ojos a los caballeros que entren a comprarle seis metros de cuerda. ¿De verdad éste va a dedicar el domingo por la tarde a arreglar el tendedero de la ropa que su mujer lleva años diciéndole que repare?
Con lo aburridos que son los domingos por la tarde.

4 jun. 2009

Kung Fu

Se ha muerto Kung Fu. Lo acabo de oír en la radio. No es que me dé mucha pena, pero era un personaje de mi infancia. La verdad es que me daba muy mal rollo aquel tío desaliñado subiendo siempre por las dunas de Doñana con un resol que daba pena verlo.
¿Y el calvo? El calvo me ponía los pelos de punta, con los ojos mirando para dentro y siempre echándole broncas a Kung Fu. Y cuando salía el calvo las imágenes no eran en blanco y negro, sino en gris claro, que daba más impresión.
Yo lo pasaba fatal, pero para dos programas que nos dejaban ver en la tele el fin de semana y que no tenían dos rombos, había que hacer un esfuerzo. No es como ahora, que estos desgraciados tienen 60 canales de dibujos animados desde las siete de la mañana. Yo me acuerdo que el día de las primeras elecciones generales hubo tele por la mañana, y pusieron dibujos. Mi hermano y yo en pijama delante de la pantalla como locos. Alucinamos aquel día.
A Kung Fu lo vi hace poco en Kill Bill. Allí sí que se moría bien muerto.


2 jun. 2009

Project Natal

Echa un vistazo a este video:



Que lo saquen ya, que me lo compro.
Me encuentro con un mando de la Play Station en la mano y me veo totalmente incapaz. Los aviones giran sobre sí mismos sin lograr despegar, los coches se estrellan contra las cunetas provocando terribles explosiones, he perdido la cuenta de los motoristas a los que he dejado sin piernas, y cualquier chulo viene y me quita la pelota dejándome dando patadas en el aire.
Que lo saquen ya, que me lo compro.