11 jul. 2009

Millenium

Apenas me quedan 10 páginas para finalizar la lectura de “Millenium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres”, el best seller de Stieg Larsson. Llevo desde la mitad del libro preguntándome qué es lo que ha hecho de éste semejante fenómeno editorial, habiendo logrado que hasta los intelectualoides lo lean y reconozcan haberlo leído. No deja de ser una novela negra entretenida, como otras muchas. ¿Es porque el autor ha muerto? ¿Es porque han creado una campaña de marketing sensacional? Ambas cosas tendrán que ver, supongo.
Y lo que nadie comenta es qué tipo de mente retorcida ha sido capaz de imaginar esta trama. Porque el argumento se las trae. Hay que estar un poco zumbado.
Voy a ver si me entero de quiénes son los del marketing para que me promocionen el blog y me hagan millonaria. Pero de morirme, nada, ¿eh?
Empezaré en breve a leer Millenium 2, a ver si le encuentro el intríngulis.

Para los aficionados, aconsejo las novelas de Kay Scarpetta escritas por Patricia Cornwell. Es preciso leerlas en orden. Ahí sí que hay vísceras.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por alusión hago comentario.
Me supongo que ya habrás terminado el primer tomo, el segundo, no me resultó tan interesante. Y te doy la razón, algo de marketing hay, ya que es una novela negra muy normalita pero muy enrevesada de personajes y que al final los va hilvanando perfectamente.
Quizás el entramado en sí sea lo que más entusiasma, como sucede también con "El código Da Vinci", muy similar aunque con otro argumento.
Pero a que "engancha".
El tercer tomo lo dejo para las vacaciones.
JL

Withfloor dijo...

Ya estoy con el segundo libro. Entretenido. Engancha.

Ricardo Arias dijo...

No puedo opinar sobre este libro, porque apenas he ojeado unas cuantas páginas en una librería. Me dio la impresión, una vez más, de ser uno de esos bodrios perfectamente promocionados para que uno sienta que "debe" leerlo.
Bastantes ejemplos recientes igualmente prescindibles: "El Código Da Vinci" (refrito de teorías conspirativas de la extrema derecha francesa, con barniz de seudo historia), "El afinador de pianos" (estilo de redacción de 4º de primaria para una historia previsible), "La Historiadora" (lamentable visita al mito de Drácula llena de falsedades históricas sobre Vlad Tepes y Rumanía),...
Me permito recomendar, para amantes de emociones fuertes, cualquier novela del gran Cormac McCarthy: desde la emocionante "Todos los hermosos caballos" (prescindible versión fílmica con la insulsa Penélope) hasta las escalofriantes "La Carretera" y "La Oscuridad Exterior".

Withfloor dijo...

Richard, como siempre, toda la razón.
No me he atrevido a leer nada de McCarthy. Después de ver la película de los Cohen estuve en trance varias horas. Eso se pasa de negro.