18 may. 2009

Ultimo día en la Toscana (Toscana 7)










Esta mañana mi estómago se rebeló contra mí. Quiere lentejas de mamá ya.

Tren a Lucca........ enormes murallas de ladrillo rojo circundan Lucca y le confieren un carácter especial, aislándola del tráfico y del mundo moderno. Lucca es una ciudad apacible, de callejas estrechas, que conserva prácticamente intacta su planta romana.............. pisé caca de perro contemplando la fachada de la catedral del siglo XI.
La foto 1 está sacada delante de la iglesia de San Frediano en Lucca. El fotógrafo fue un noruego de 80 años que no había sostenido en sus manos una cámara digital en su vida. De ahí el maravilloso enfoque de la imagen.
De vuelta a Pisa, pizza, para hacer saber a mi estómago quién manda aquí.
De nuevo recorrido por la ciudad. He de confesar que hoy la he mirado con otros ojos y me ha gustado mucho más que ayer.
La explanada del Campo de los Milagros es de hierba verdísima. Había mucha gente disfrutando del sol tirada por allí. De repente, un aspersor como la manguera de los bomberos comenzó a regar aquello. Gente corriendo despavorida por todos lados.

Souvenir del día: camiseta de Bart Simpson empujando la torre de Pisa y
escapándosele un pedo a causa del esfuerzo. ¡Qué soez!

El tráfico en este país me hace reír. Todos van a su bola, pero a su bola, y nadie se molesta. El viernes, cuando íbamos en el coche camino de Marina di Castagneto, en el coche de delante iban la presidenta y la vicepresidenta de WISTA Italia. Hicieron todo el camino por el centro de la carretera, con dos ruedas en cada carril. Las griegas me contaron, cuando nos encontramos en Pisa ayer por casualidad, que el chófer las había traído desde los viñedos a 190 km/hora.

En la foto 2 estamos todas las asistentes a la reunión de WISTA Mediterráneo.

Voy a salir a cenar y a acostarme temprano. Mañana quiero salir a las siete para
el aeropuerto.

Papá, no te olvides de ir a recogerme a las 12:20 hrs.

No hay comentarios: