16 sept. 2009

Una cateta de negocios en Marte (Londres, día 5)


Ayer el dia acabo con la cena pre-Conferencia. Nos llovio lo que no esta en los escritos cuando ibamos caminando hacia alli. Ya estamos cuatro espanolas. Hoy llegan otras cuatro. En total creo que somos de 27 paises. Conoci incluso a dos chicas de Taipei.
La jefa de prensa de la asociacion, noruega, se acerco a saludarme. La encontre mucho mas delgada que la ultima vez que nos vimos. Al preguntarle que tal estaba, me contesto:
- "Ya estoy bien. He tenido la gripe".
- "¿La gripe A?, pregunte.
- "Si, pero ya no contagio. He dejado de toser"
Ese fue el momento en que pense: "Oh, God!, porque yo ha he empezado a pensar en ingles. Y contuve la respiracion
hasta que se fue a saludar a otra. Si fallezco, ya sabeis a quien buscar.

Una de las cosas que mas respetan estos marcianos son los pasos de peatones. Te vas acercando a uno y los coches ya estan frenando para dejarte pasar. Me encanta. Yo en el planeta tierra atravieso los pasos cebra mirando a los coches que vienen con cara asesina. Frenan. No falla.

El día de hoy ha sido agotador. Reuniones desde las ocho y media de la mañana hasta las siete de la tarde. Luego corriendo al hotel a dejar los papeles y a una cena medievalen St. Katherine Docks. Fue un espectáculo lamentable. Nos recibieron Enrique VIII y parte de su corte, cortesanas incluidas. Cenamos regular. Nunca se nos ocurriría en España presentar semejantes alimentos a invitados extranjeros. Parte de las asistentes se vistieron de la época.
La luz era mortecina y el ruido ensordecedor. Continuamente bailaban, cantaban e incluso hubo una lucha con espadas y un malabarista.
- ¿Tenéis hambre?, preguntaba Enrique VIII. Y teníamos que contestar a grito pelado: "Siiiiiiiiii" para que nos sirvieran el siguiente plato.
Volvimos en varios autobuses de dos pisos. La delegación española en pleno nos sentamos en la parte de atrás de uno de ellos, arriba, como las niñas malas cuando van de excursión con las monjas. Fueron, sin embargo, las holandesas quienes montaron el espectáculo en el trayecto. Comenzaron a cantar y una de ellas, de considerable altura, se golpeó la cabeza con el techo mientras bailaba "Macarena".

Desde hoy soy la Secretaria General de WISTA Internacional, después de unas reñidas elecciones.

A las doce y media, por fin, tomé posesión de mi cama.

1 comentario:

Susana dijo...

Querida Secretaria Gral de Wista Intl:espero que el dia de hoy no haya sido tan agotador como el de ayer.El relato de la cena muy bueno,aunque mejorable,te lo voy a perdonar dado el cansancio que tenias,jajaja.Acerca de la gripe A,lleva contigo siempre alcohol gel para pasarte seguido en las manos y en los lugares dudosos y paniuelitos de papel,just,n case.Nosotros aqui ya hemos pasado lo peor,ya casi no hay casos y no es tan grave como la pintan.Agarrada a tiempo,lleva unos 10 dias de recuperacion y listo.Cuidate y sigue pasandola bien.Beso,Su