23 sept. 2009

Santa Tecla

Santa Tecla

Hoy es Santa Tecla, patrona de Tarragona. Tuve la ocasión de vivir esas fiestas en dos ocasiones, acabando casi hospitalizada de puro agotamiento. Son algo digno de vivirse y difícil de explicar.
El mito de los catalanes estúpidos y que no te hablan en castellano es eso, un mito. Me sentí allí como en casa desde el primer día y conservo grandes amigos, grandes de verdad.
Las fiestas de Santa Tecla duran casi una semana y dejan un recuerdo imborrable, por lo divertidas y agotadoras, por la gente, por lo diferente. Hay desfiles procesionales, conciertos, pasacalles, actuaciones, teatro, ruido, fuegos artificiales. Puedes disfrutar las 24 horas del día.
Un breve resumen de lo que puedes encontrar:

- Gente desayunando raspas de pescado, caracoles y vino tinto. A esta actividad asistí como oyente.
- Castells. Esos señores que se suben unos encima de otros para ver quién llega más alto. Compiten varias collas. “Pa” matarse.
- Concierto de “Els Pets” (Los Pedos).
- La cucafera. Una especie de tortuga/cucaracha gigante que pasea en un desfile procesional acompañando a las autoridades.
- Gigantes y cabezudos. Tan reales que una de las cabezudas representa a la abuela de una amiga mía.
- Ball de Serrallonga. Unos tíos con unos trabucos, disparando a diestro y siniestro como si estuvieran en el rodaje de “Curro Jiménez”.
- Un pajarraco enorme de color dorado con un señor dentro. El animal lleva en el pico una botella de Chartreuse, brebaje amarillo que degustan sin parar durante todas las fiestas. Baila al ritmo de Paquito el Chocolatero jaleado por miles de ciudadanos.
- El brazo incorrupto de Santa Tecla paseando en olor de multitudes. Creo recordar que el mismo día que el pajarraco.
- Los diablos. Una partida de gamberros tirando cohetes, bengalas y todo tipo de material pirotécnico. Se hacen acompañar por dragones, también con señores dentro. Cuando terminan, los vecinos de la Rambla arrojan agua desde los balcones para mojar a los viandantes que lo reclaman a gritos.
- Reunión de amiguetes el el Bar Tòful, en la plaça del Fòrum para tomar el vermut. A vosotros va dedicada esta entrada.
Recomendable para los amantes de las emociones fuertes. Apuntadlo para el futuro. La semana del 23 de Septiembre. Tarragona.

No hay comentarios: