19 sept. 2009

Una cateta....... muerta (Londres, dia 7)



Ayer por la noche, después de la recepción en el Parlamento, acabamos todas las españolas en el restaurante de nuestro hotel charlando y abriendo en canal a todo bicho viviente. Un pasatiempo
muy nuestro. Me siento como en casa.
Esta mañana de nuevo desayuno de trabajo. Mi estómago empieza a estar perjudicado y me limité a un croissant y una tostada con un huevo encima, acompañados por un zumo de extraños componentes.
Mañana de conferencias sobre seguridad, accidentes y normativa.
Ya he empezado a arrastrame penosamente debido al cansancio. Hoy tengo la cabeza como una
centrifugadora.
A partir de las 12:30 hrs nos dividimos en grupos para hacer visitas. Yo escogi el puerto de Tilbury, en la desembocadura del Tamesis. Tardamos casi una hora en llegar debido al trafico.
Los autobuses ingleses huelen a buhardilla cerrada. Todos estos dias nos han estado paseando en
autobuses antiguos de dos pisos. Pense que los tendrian guardados en un garaje para sacarlos solo en este tipo de ocasiones. No, el de ayer era normal y olia igual.
En Tilbury nos dieron de comer. Prefiero no comentar. Luego, la encargada de la terminal de cruceros nos dio una pequena charla y nos enseno las instalaciones. Se construyo en los anos 30 y
no ha cambiado ni ha sufrido ningun tipo de renovacion. El mismo olor a buhardilla. Rancio seria la palabra correcta para describir aquello.
El trayecto de vuelta fue mas rapido. Pasamos por la zona donde se esta construyendo la villa olimpica, por el Millenimum Dome, donde Michael Jackson tenia programado dar sus conciertos, por la zona nueva de negocios a la que llaman mini Manhattan, toda llena de edificios de acero y cristal.
A las cinco nos dejaron en el hotel. Me duche, me puse el pijama y me acoste durante 45 minutos.
Al levantarme tenia marcadas las sabanas en la cara, y asi fui a la cena de gala que comenzo a las siete de la tarde. Se celebro en el piso 24 de un rascacielos al borde del rio. Indescriptible. Las vistas de noche desde aquellas cristaleras eran espectaculares. Por fin cenamos bien, acompanadas de musica de cuerda. Tras la cena, emocionantes palabras y homenaje a la organizadora, Maria Dixon, que ha dedicado mucho tiempo a este evento. Maria paso la antorcha a la presidenta de Grecia.
Un grupo canto en directo. Su repertorio se limitaba a canciones de ABBA. Despues un DJ. A la una, vuelta al hotel. Charla de la delegacion espanola en el hall y a la cama a las dos y media.
Proxima reunion internacional en Atenas a finales del proximo Septiembre.

No hay comentarios: