17 sept. 2009

Una cateta en la Meca (Londres, día 6)

Por fin he tomado posesión de un ordenador que me permite escribir en Cristiano.
ÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ.
Esta mañana desayuné "beans on toast", judías con tomate encima de una tostada. Para derribar a un toro. Sigo en pie. La jornada comenzó a las ocho menos cuarto con un desayuno de trabajo.
He pasado el día sentada en la Meca del transporte marítimo. La Conferencia de WISTA se está celebrando en el edificio IMO, la Organización Marítima Internacional. Aquí se cuece todo lo que tiene que ver con el transporte marítimo. Hemos tenido conferencias sobre medio ambiente y piratería. Me he perdido las de normativa marítima porque he tenido que reunirme con el nuevo Comité Ejecutivo de WISTA para tomar posesión del cargo de secretaria general.
Entre los conferenciantes, un armador danés, uno de cuyos barcos fue secuestrado el año pasado en la costa somalí. Nos explicó las dificultades de trasladar un millón de dólares en billetes pequeños (38 kgs) desde Dinamarca hasta la posición del barco para abonar el rescate. Luego, una simpatiquísima oficial de la marina británica, que a bordo del HMS Portland ha estado patrullando la zona recientemente. Nos hizo reir a carcajadas describiendo su misión en el cuerno de Africa. Las reuniones finalizaron con varios grupos de trabajo. El mío trataba sobre el manejo interno de la página web de WISTA.
Tras las conferencias, recepción a las siete de la tarde en el Parlamento. Sí, señores, en el Parlamento británico, ese estupendo edificio pegado al Big Ben. Fuimos recibidas y saludadas personalmente por un auténtico lord inglés. Nos ofrecieron un ligero ágape, tan ligero que luego hubo que cenar.

No hay comentarios: